DIARIO DE CÁDIZ | Jueves 19 de Mayo de 2016

29

EL PUERTO

Carlos Benjumeda

EL PUERTO

La reorganización completa de
las diferentes dependencias que
conforman actualmente el Museo
Municipal de El Puerto. Ese es el
deseo expresado ayer por la Con-
cejalía de Educación, Cultura y
Patrimonio Histórico coincidien-
do con el Día Internacional de
los Museos. Actualmente, el Mu-
seo Municipal está dividido en
dos sedes: una de ellas se encuen-
tra en la calle Pagador, compar-
tiendo el monumental edificio de
la casa de la Condesa de la Can-
dia con la Academia de Bellas Ar-
tes Santa Cecilia. La otra subsede
se encuentra en la calle Ganado,
esquina con Zarza: es el edificio
del antiguo Hospital de la Divina
Providencia, conocido coloquial-
mente como El Hospitalito.

En el primero de ellos se con-

servan y exponen colecciones ar-
queológicas y pictóricas, mien-
tras el segundo edificio, el anti-
guo Hospital de Mujeres, está de-
dicado en exclusiva a Museo Ar-
queológico Municipal, mostran-
do piezas de gran interés históri-

co, entre las cuales se encuentran
los ajuares funerarios aparecidos
en las excavaciones de la gran
necrópolis de la ermita de Santa
Clara, de época medieval. El Hos-
pitalito está parcialmente restau-
rado, de manera que de las tres
plantas del majestuoso edificio
sólo está en uso la planta baja,
además de la iglesia inconclusa
exterior, una rareza arquitectóni-
ca que se ha transformado en un
modesto auditorio y en patio del
museo. Faltan aún por restaurar
las plantas primera y segunda del
edificio, para lo cual es necesario
redactar un proyecto cuyo coste
se eleva a 25.000 euros y que una
vez elaborado serviría como ba-
se para poder acogerse a subven-
ciones de la Unión Europea, el
Gobierno central o la Junta de
Andalucía, para terminar la res-
tauración.

En este panorama de sedes mu-

seísticas, entraría en escena un
tercer edificio, del que siempre se
ha hablado, aunque sin concretar
nada. Se trata del Palacio de Ara-

níbar, situado en la plaza del Cas-
tillo (actualmente Turismo), en
que la idea de la Concejalía de
Cultura es abrir en un futuro el
Museo de Historia de la Ciudad.
Para ello haría falta también re-
formar las plantas baja, primera y
segunda, manteniéndose en el lu-
gar una vez reformado tan sólo la
Oficina de Información Turística.
El Museo de Historia de la Ciudad
sería una versión moderna del
Museo Arqueológico Municipal,
abarcando una cronología que,
según el historiador y director del
Museo, Javier Maldonado, abar-
caría desde la Prehistoria hasta el

primer tercio del siglo XX, con un
tipo de musealización más diná-
mica que la de los museos al uso.
Este nuevo museo se nutriría de
piezas procedentes de las sedes
de El Hospitalito y de Pagador,
edificio que sería desalojado, al
menos la planta baja, donde está
actualmente la sede del museo.

Una vez constituido el Museo

de la Ciudad, se procedería a
cambiarle la utilidad al Museo del
Hospitalito, para transformarlo
en una pinacoteca, es decir para
exponer cuadros, obra gráfica y
escultura moderna, a la vez que
se conservarían las piezas ar-

queológicas de gran tamaño,
aquellas que no se pueden trasla-
dar al Palacio de Araníbar, como
la estela megalítica aparecida en
el espigón de la Puntilla.

Así, se expondrían en El Hospi-

talito las colecciones de grandes
pintores que ha conseguido el
Ayuntamiento por adquisición o,
en su mayor parte, por donacio-
nes de los propios artistas. De los
muros de El Hospitalito colgarían
obras de Enrique Ochoa, Eulogio
Varela, Serny, Juan Lara, Costus y
una amplio catálogo de artistas
más recientes cuyos cuadros es-
tán ahora dispersos en dependen-

cias, despachos y almacenes mu-
nicipales.

Como condición indispensable

para poder realizar esta reorgani-
zación museística, tanto la refor-
ma del Hospitalito como la adap-
tación del edificio del Palacio de
Araníbar para su nuevo cometi-
do, se tendrían que hacer de for-
ma simultánea, para que las co-
lecciones puedan ser trasladadas
de inmediato bien al Museo de
Historia de la Ciudad o a la pina-
coteca del Hospital de Mujeres.
Un ambicioso plan que requiere
de inversiones y de una buena co-
ordinación.

Cultura quiere instalar en Araníbar
el Museo de Historia de la Ciudad

El edificio de El Hospitalito pasaría a constituirse en una pinacoteca, mientras la sede de

Pagador sería desalojada

La concejalía propondrá redactar el proyecto del Hospital de Mujeres

La idea es redactar los
proyectos para poder
optar a fondos de
otras instituciones”

María Eugenia Lara
Concejala de Cultura

El protagonista del Día Interna-
cional de los Museos es este año
el pintor Enrique Ochoa (El Puer-
to, 1891), del que se inauguró
ayer en El Hospitalito una intere-
sante exposición al cumplirse el
125 aniversario de su nacimien-
to. La Música Pintada recoge una
colección de nueve cuadros que
son un homenaje a diferentes
piezas musicales de grandes
compositores de su tiempo. La
exposición pictórica es de máxi-
ma calidad y originalidad, y en
ella se pueden ver lienzos de for-
mato medio y grande que fueron
elaborados por Ochoa durante

nicipal, Javier Maldonado; Mer-
cedes García Pazos, historiadora
de Patrimonio Histórico, así co-
mo la concejala María Eugenia
Lara y el exedil de Cultura Millán
Alegre. Ayer por la tarde hubo
un concierto de las piezas musi-
cales pintadas por Ochoa, a car-
go del pianista Alberto González
Calderón, Por la mañana, estu-
diantes de Primaria participaron
en un taller de estampación en
torno al cuadro La catedral su-
mergida, 
inspirado en una pieza
de Manuel de Falla. La exposi-
ción estará abierta al público
hasta el día 24 de julio.

su estancia en la cartuja de
Valldemossa (1940-48), en Palma
de Mallorca, ciudad donde falleció
en 1978. El pintor se retiró a dicho
monasterio, a la misma celda que
ocupó Chopin y George Sand, en la
que, defendiendo una teoría casi
mística, mantenía que estaba aún
presente el espíritu del músico ro-
mántico. Enrique Ochoa hizo amis-
tad con grandes músicos de su
tiempo y supo plasmar composi-
ciones de autores como Beetho-
ven, Strawinsky, Wagner, Debussy,
Casals o Falla, en los lienzos de
esta colección, elaborada ya en su
madurez. Aunque el Ayuntamiento

cuenta con una buena colección
de cuadros de Ochoa, donados por
el artista en los años 40 y 50
–nunca olvidó la ciudad donde na-
ció–, en esta ocasión estas van-
guardistas pinturas han sido cedi-
das de forma temporal por José e
Isabel Estévez Ochoa, nietos del
pintor y patronos de la Fundación
Pintor Enrique Ochoa, que asistie-
ron ayer a la inauguración de la
muestra, en la que colabora igual-
mente la fundación Cremades &
Calvo Sotelo. También asistieron a
la apertura representantes de la
Academia de Bellas Artes Santa
Cecilia; el director del Museo Mu-

Los técnicos de Patrimonio Histórico y la concejala, junto a los descendientes de Enrique Ochoa, en la exposición inaugurada ayer en el Hospitalito.

Enrique Ochoa y la música en el Día Mundial de los Museos