Joan G. 

Memorias de un tributo (2012 - ∞) 

 

 

 

 

 

 

 

 
 
 
 
 

Título original: Memorias de un tributo (2012 - ∞) 

Autor: Joan G. 

Género: Memorias 

 

Año de la publicación: 2015 

Primera edición: diciembre 2015 

 

Imagen y diseño de la portada: Joan G. 

 
 

www.memoriasdeuntributoljdh.blogspot.com

 

memoriasdeuntributo@gmail.com

 

 

© 2015, Joan G. 

 
 
 
 
 
 

“Memorias de un tributo (2012 - 

)”  narra el paso por el “fandom” de ‘Los 

Juegos del Hambre’ de Joan G., autor y coprotagonista de esta obra, un 

'tributo'; un fan incondicional de la saga creada por Suzanne Collins. Se trata 

de un “libro-fan”, un libro de recuerdos y emociones en el que recoge todas 

sus historias, todas sus anécdotas; todas sus memorias cosechadas durante sus 

"años tributos" junto a quien le ha acompañado en su experiencia como real y 
fiel seguidor, aficionado de este universo tanto literario como fílmico. Ésta es 

su historia... 

 
 
 
 
 
 

 

 

 

para Christian 

«La esperanza es más fuerte que el miedo».

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

MEMORIAS DE UN TRIBUTO 

 

 

Prólogo 

No soy escritor. Tampoco sé muy bien cómo definir esto que estás leyendo. 
No es una novela, no es un fanfic, ni un ensayo... No, no sabría decirte qué 
es exactamente. Puede que tenga más similitud con una autobiografía que 
con otro género. Y, ahora que lo pienso, en parte, en gran parte, lo es. Sí, 
puede que esto sea una autobiografía de varios años de mi vida. Un libro de 
recuerdos. Como una crónica muy extensa narrada en primera persona. La 
crónica  de  unos  increíbles  años  teñidos  de  ‘Los  Juegos  del  Hambre’.  En 
efecto, estos últimos años de mi vida han tenido, entre otras cosas, la esencia 
de  esta  fascinante  saga.  Volviendo  un  momento  al  tema  anterior...  Esto 
también  puede  considerarse  algún  tipo  de  diario  personal  escrito  con 
retraso... Vale ¡lo dejo ya! 

Ya sé lo que muchos de vosotros estaréis pensando en este momento: 

«

Bien empezamos... ¡Estoy leyendo algo que ni el propio autor sabe definir! 

Madre mía...

»

. Sí, madre mía. Por eso os pido que el mensaje sea lo que 

valoréis  sobre  todo  en  esta  obra,  las  experiencias  que  os  transmito,  y  no 
como estén escrita o los aspectos técnicos. Os lo pido de verdad. Creo que 
lo que ha quedado más claro es que esta es una obra donde voy a hablar 
sobre de mi fanatismo por la saga en cuestión. 

Como puedes ver, he escrito esto de manera que parezca que te lo esté 

contando  a  ti,  el  lector  (aunque  para  tener  que  contarte  todo  esto 
necesitaríamos un buen par de horas o incluso días), solo que suena un poco 
más formal y preparado. Esto está escrito con mi propia voz. Más bien suena 
como  si  te  estuviera  leyendo  un  manuscrito.  Así  que  no  esperéis  algo 
profesional, esto es puramente amateur, si se puede llamar así. 

En fin. Me llamo Joan, y soy tributo. 

«

Tributo: dícese de fan obsesivo de la saga literaria y fílmica de ‘Los 

Juegos del Hambre’

»

. 

Pero, además de un simple tributo, ¿Quién es Joan G? Nació y vive en 

Ibiza.  Aprecia  la  isla,  aunque  suele  decir  que  por  eso  de  no  ser  de  la 
península  en  muchas  ocasiones  te  pierdes  cosas.  Es  el  menor  de  tres 
hermanos, cuyo hermano y cuya hermana le sacan bastantes años. De familia 

JOAN G. 

 

 

trabajadora.  Es  particularmente  tímido  con  la  gente  nueva  o  que  conoce 
poco, bastante más abierto con la gente a la que conoce y mucho más abierto 
con  su  gente.  Escribió  esto  mientras  terminaba  de  cursar  4º  de  la  ESO, 
pasando por el verano de 2015 y principios de 1º de Bachillerato. Puede decir 
que  es  un  buen  estudiante.  Intenta  ser  lo  más  normal  que  uno  puede  ser, 
aunque no es partidario de este típico estereotipo de “normal”... ¿Aficiones? 
Leer, ver y apreciar cine y algunas series de televisión, estar con gente que 
merezca  la  pena,  la  natación...  ¿La  GRAN  afición?  Todo  lo  que  esté 
relacionado con Los Juegos del Hambre, era obvio. 

Después de esta tercera personificación, sigamos. 
Siempre  me  ha  gustado  escribir  relatos  y  microrrelatos,  pero 

reconozco  que  nunca  he  sido  lo  suficiente  bueno  para  crear  algo 
“presentable”. Ojo, no es que esté yo diciendo que esto sea “presentable”. 
Por  eso  mismo  dije  líneas  atrás  que  no  soy  escritor.  Aun  así,  estoy 
escribiendo esto (con un estilo libre, de cualquier manera, sin ceñirme a casi 
ningún  tipo  de  estructura,  lo  sé...).  Iréis  descubriendo  más  cosas  sobre  el 
autor a lo largo de la narración (si es que leéis más allá de esta página o de 
este prólogo, claro). 

En cuanto a este documento, vamos a llamarlo “escrito”. Bien, pues 

en este escrito narro de un modo más o menos cronológico mi historia, mi 
“crónica”,  mi  experiencia  como  tributo,  como  un  integrante  más  de  este 
enorme e increíble fandom. Como bien indica el título de la obra, estas son 
mis  memorias  particulares  dentro  del  fandom.  Una  retrospectiva  a  estos 
años. A look back. 

En  esta  obra  (si  se  puede  considerar  una  obra),  como  he  dicho,  la 

historia que narro es mi historia, pese a esto, en todo momento, de un modo 
paralelo,  Christian  también  es  protagonista  en  estas  memorias.  Él  es  una 
persona a la que aprecio mucho, quien, además de ser mi mejor amigo desde 
hace unos años (y lo es gracias a esta saga, ya os iré contando cosas sobre 
este asunto páginas más adelante), es quien me ha acompañado siempre en 
este viaje, y alguien con quien no quiero perder el contacto nunca. Es como 
un hermano, él lo sabe. Dicho lo dicho, por favor, os pido de antemano que 
lo consideréis presente en cada episodio, en cada línea y en cada palabra de 
esta  obra.  Los  dos  juntos  somos  el  protagonista  de  todo  esto.  Voy  a 
mencionarle muchas más veces, pero aun cuando no veas su nombre escrito, 

 

MEMORIAS DE UN TRIBUTO 

 

 

aun  en  ese  momento,  considera  que  está  ahí.  Esto  os  lo  cuento  yo, 
oficialmente, pero en realidad os lo contamos los dos. 

Estoy seguro de que él va a leer este prólogo, y de verdad espero que 

no le de “baina” leer el resto de libro. Ya entenderá el porqué de este fallo 
ortográfico adrede. Sé que me entiende. 

Como no podía ser de otra manera, todo esto está dedicado a él. 
Este es un proyecto personal, pero desde casi el principio ya pensé en 

que  tendría  que  compartirlo  con  los  otros  pasajeros  de  este  vuelo:  otros 
tributos que lo tomasteis junto a mí, ya fuera más tarde o más temprano. 

Recuerdo que allá por 2013, cuando seguíamos de cerca la promoción 

de ‘Los Juegos del Hambre: En Llamas’, le comenté a Christian que algún 
día yo iba a escribir todo lo que estábamos pasando con esta saga. Pensé que 
era digno de verse escrito. Al menos para mí, para nosotros, un escrito al que 
podamos recurrir cada vez que queramos refrescarnos la memoria, y para no 
dejar que se nos olvide nada de todo esto. Por eso digo que la idea principal 
es hacer de esto un proyecto personal. ¿Lo dije? Sí. ¿Lo hice? Sí, lo he hecho. 

Otra  cosa  que  creo  que  debería  mencionar  antes  de  acabar  este 

prólogo:  yo  también  soy  muy  fan  de  la  saga  ‘Harry  Potter’  desde  hace 
bastantes más años que ‘The Hunger Games’. Es, también, una saga muy 
querida para mí. Lo digo por si localizáis alguna influencia “pottérica” en 
esta  obra,  entonces  ya  sabréis  a  qué  se  debe  (prohibidas  las  luchas  de 
fandoms, gracias). 

En definitiva, con lo que os vais a encontrar aquí es con un repaso de 

mis más de tres años y medio en el fandom (desde principios de 2012), un 
resumen  de  esta  época  en  el  que  me  voy  a  ir  centrando  en  los 
acontecimientos más importantes que ocurrieron, y a su vez voy a recordar 
pequeñas cosas, intentaré describir sentimientos y emociones arraigados a 
esta saga, hablaré sobre quien me ha ido acompañando en todo esto... Estoy 
seguro de que la mayoría de vosotros se sentirá identificado (repito, si sois 
tributos  como  yo)  con  esta  historia.  A  vosotros  no  os  habrá  acompañado 
quien  a  mí  me  ha  acompañado,  y  no  habréis  descubierto  la  saga  en  las 
mismas circunstancias y en la misma fecha que yo, pero a partir de ahí, la 
aventura ha sido la misma para todos. En más o menos tiempo. 

Quiero  remarcar  lo  siguiente:  personalmente  considero  que  ser 

miembro  de  un  fandom  es  como  cualquier  otra  afición,  como  quien  es 

JOAN G. 

 

 

aficionado  del  Real  Madrid  o  del  Barcelona  (soy  de  este  último)  y  no  se 
pierde ni un solo partido, o como quien es fan de algún cantante, a quien 
apoya incondicionalmente... 

«

Fandom:  conjunto  de  aficionados  a  algún  pasatiempo,  persona  o 

fenómeno

»

. Pues eso. Para mí ser fan de algo o alguien es algo intenso y 

bastante personal. Como ya he dicho, estos últimos años han estado bañados 
de lo que viene siendo esta saga en sí. Es algo que, un día, te marca, y desde 
ese preciso instante pasa a formar parte de ti, a ser parte de ti, aunque en ese 
momento no te des cuenta. Una herida que no se cura. Una herida benigna, 
claro. Ser miembro de un fandom es ser miembro de una gran familia. Somos 
una familia. 

Podéis ver el caso de los fans de ‘Star Wars’: más de cuarenta años y 

siguen fieles a ello. O los fans de ‘El Señor de los Anillos’, buena gente y 
humilde por excelencia. O los fans que tuvieron una infancia y adolescencia 
junto a ‘Harry Potter’, quien no les abandona ni se separa de su lado una 
vez adultos. 

Generalmente,  los  que  formamos  parte  de  un  movimiento  así,  no 

estamos aquí porque sí, formamos parte de esto porque nos apasiona lo que 
sea que sigamos, nos sentimos identificados con más o menos elementos de 
ello, y de alguna forma nos marcó. Si has sentido alguna vez el impulso de 
expresar lo que sientes acerca de tu afición, porque para ti es algo más que 
una afición (repito: ya seas aficionado de algún equipo de fútbol, de alguna 
saga  literaria,  de  algún  cantante  pop  famoso...),  ya  ves,  puedes  estar 
tranquilo: no eres el único loco. 

Es obvio que la franquicia de Los Juegos del Hambre es más pequeña 

y la experiencia por lógica ha sido menos extensa de lo que ha podido ser la 
experiencia de las tres otras sagas que he mencionado antes, por ejemplo, 
pero independientemente de la cantidad de tiempo que haya durado, todas 
pueden tener un significado igual de fuerte para el fan. Supongo que depende 
de la persona, de cómo lo haya vivido, de los beneficios que haya sacado de 
ello, como amigos con quien compartirlo. Una vez que entras en un fandom
éste entra en ti. Es algo que quiero que quede claro. 

Pensándolo  de  nuevo,  ¿esto  se  podría  llamar  “libro-fan”?  En  fin, 

juzgad vosotros mismos. No se hable más.