Santiago, 20 de Marzo de 2017

Señor
Mario Fernández Baeza
Ministro del Interior y Seguridad Pública
Palacio de La Moneda S/N
Presente

 
De nuestra consideración:

Por   medio   de   la   presente   solicitamos   que   el

Gobierno -a través de Usted en su calidad de Ministro del Interior y Seguridad
Pública- requiera la declaración de inconstitucionalidad de la  Coordinadora de
Comunidades Mapuche en Conflicto Arauco Malleco

1

  (CAM)  ante el Tribunal

Constitucional, por ser una organización cuyos objetivos, actos o conductas
no respetan los principios básicos del régimen democrático y constitucional,
utilizando   y   propugnando   la   violencia   como   método   de   acción   política
constituyendo   ello   un   ilícito   constitucional   en   conformidad   al   inciso   sexto   del
artículo 19 N° 15 de nuestra Carta Fundamental. Lo anterior en atención a los
siguientes antecedentes:

1.

El uso de la violencia como objetivo político y el terrorismo en cualquiera de

sus formas es inaceptable en un Estado de Derecho porque precisamente lo que
hace, es vulnerar los derechos humanos de las personas y afectar gravemente la
paz social, que son la base sobre la cual se construye nuestra democracia y por
cierto, nuestra sociedad.

2.

La importancia de la seguridad pública radica en “que protege la existencia

de condiciones básicas y garantías mínimas para el desarrollo humano; estamos
hablando de un núcleo vital que debe ser resguardado para que sea posible el
ejercicio   de   la   libertad   y   de   los   derechos,   y   la   sociedad   pueda   funcionar
normalmente.   Lo   que  permite  vivir   a  las  personas   sin   caer  en   el   temor,   es   la
conciencia de que cuentan con garantías suficientes frente al riesgo y la amenaza;
saber que los derechos no pueden ser fácilmente atropellados y que en caso de
que alguno sea vulnerado, se pueda recurrir a servicios policiales y judiciales para
que termine la amenaza o se repare el daño y se sancione al culpable

2

.

1 En adelante CAM.

1

3.

Es   un  hecho   público   y   notorio   los   graves   actos   de   violencia   que

ocurren   en   forma   reiterada   y   permanente   en   La   Araucanía,   que   se   han
extendido a las regiones del Biobío y de Los Ríos
, reconocido recientemente
por la propia Comisión Asesora Presidencial, la cual en su informe final afirmó que
“la violencia en La Araucanía ha alcanzado niveles que atormentan a la sociedad
regional, especialmente en zonas rurales, generando inseguridad en la población,
buscando la expulsión de casas y predios a sus habitantes, ocasionando enorme
dificultades y, en algunos casos, imposibilitando el trabajo en paz, produciendo
daños   a   las   personas   y   sus   bienes,   privando   de   instrumentos   de   trabajo   y
transporte y afectando a quienes transitan por ciertas rutas regionales. Este nivel
de violencia ha tenido a víctimas de diverso origen y condición social

3

.

4.

Lo propio hizo la Cámara de Diputados, a través de la “Comisión Especial

Investigadora de los actos de Gobierno en relación con la situación de inseguridad
que se vive en la región de La Araucanía

4

 la cual concluyó que la violencia política

y la situación de inseguridad que se vive, particularmente en los sectores rurales
de la Región, es una realidad. Así señala que “aun cuando las reivindicaciones
territoriales   del   pueblo   mapuche   puedan   ser   justificadas   y   atendibles,   ello   no
habilita   en   un   Estado   de   Derecho   el   uso   de   mecanismos   violentos
;   sin
perjuicio de las instancias de diálogo político que deben constituirse para buscar
una solución  de fondo al conflicto.  El Estado tiene el deber de perseguir  el
delito y de hacer uso de las herramientas legales vigentes

5

.

5.

Por su parte, el Senado de la República hace ya varios años en un informe

de   la   Comisión   de   Constitución,   Legislación,   Justicia   y   Reglamento   de   dicha
corporación,   aseveró   que   “el   fenómeno   que   se   describe   tuvo   sus   primeras
expresiones   en   incendios   intencionales   de   bosques,   tala   ilegal   de   árboles,
obstaculización de faenas forestales, cortes de caminos y ocupación de predios,
escalando   luego   a   delitos   de   mayor   gravedad   como   amenazas,   lesiones,
atentados contra la vida e incendios sistemáticos de bosques, siembras, viviendas

2 Mensaje de S.E. la Presidenta de la República con el que se inicia un proyecto de ley que crea el
Ministerio de Seguridad Pública, el Servicio Nacional para la Prevención del Consumo y Tráfico de
Drogas,   y   modifica   diversos   cuerpos   legales,   de   15   de   junio   de   20016,   actual   ley   N°   20502.
Disponible en http://www.bcn.cl/historiadelaley/nc/historia-de-la-ley/4592/

3 Informe de la Comisión Asesora Presidencial de la Araucanía, de 23 de enero de 2017, pp. 15. 
Disponible en https://prensa.presidencia.cl/lfi-content/otras/informes-
comisiones/Informe_AP_Final.pdf

4 Nombre de la referida comisión. 

5 Informe de la Comisión Especial Investigadora de los actos de Gobierno en relación con la 
situación de inseguridad que se vive en la región de La Araucanía de la Cámara de Diputados, de 
19 de agosto de 2016, pp. 109-110. Disponible en https://www.camara.cl/pdf.aspx?
prmID=27120&prmTIPO=INFORMECOMISION

2

e   instalaciones   agrícolas   que   han   afectado   a   agricultores,   transportistas   y
comuneros mapuches ubicados al interior de los sectores en que se desarrolla la
acción de estos grupos organizados”

6

.

6.

Asimismo,   es   importante   destacar   lo   señalado   por   la   Comisión  Asesora

Presidencial ya referida, la cual sostuvo que “se debe dejar en claro que no son
sólo víctimas de delitos comunes (los habitantes de La Araucanía), cuestión
que puede ocurrir en cualquier parte del país. Se trata de delitos que tienen
una cierta prolongación en el tiempo y que constituyen una violencia con
clara finalidad política, llevada a cabo por grupos violentistas organizados y
que proclaman fines ideológicos, por lo cual, con mayor razón, el Estado
debe   actuar,   conforme   al   Derecho,   ya   que   se   atenta   contra   nuestra
Democracia

7

.

7.

Resulta extremadamente grave este tipo de violencia en La Araucanía que

contiene características organizativas, ideológicas y políticas particulares. Sólo en
los últimos tres años (2014

8

, 2015

9

 y 2016

10

), según el Barómetro de Conflictos de

la Multigremial de La Araucanía, se han verificado al menos 523 hechos violentos
de esta índole. 

8.

En   estas   acciones   reiteradas   y   permanentes   de   violencia,   es   un   hecho

público   y   notorio   la   participación   que   ha   tenido   la  CAM   -quien   incluso   la

6  Informe   de   la   Comisión   de   Constitución,   Legislación,   Justicia   y   Reglamento,   recaído   en   el
encargo que le hiciera el Senado respecto del conflicto mapuche en relación con el orden público y
la seguridad ciudadana en determinadas regiones, boletín N° S 680-12, de 9 de julio de 2003, pp.
15. 

7 Informe de la Comisión Asesora Presidencial de la Araucanía, de 23 de enero de 2017, pp. 15. 
Disponible en https://prensa.presidencia.cl/lfi-content/otras/informes-
comisiones/Informe_AP_Final.pdf

8 Multigremial de la Araucanía (2017): Barómetro de Conflictos con connotación indígena, 
denuncias ante Carabineros y Fiscalía enero-diciembre de 2016, pp. 16. Disponible en 
https://docs.google.com/viewerng/viewer?url=http://www.multigremialaraucania.cl/wp-
content/uploads/2017/02/Baro%CC%81metro-2016-Multigremial-Araucani%CC%81a.pdf&hl=en

9 Multigremial de la Araucanía (2016): Barómetro de Conflictos con connotación indígena, 
denuncias ante Carabineros y Fiscalía enero-diciembre de 2015, pp. 10. Disponible en 
https://docs.google.com/viewerng/viewer?url=http://www.multigremialaraucania.cl/wp-
content/uploads/2016/05/Barometro_2015.pdf&hl=en

10 Multigremial de la Araucanía (2015): Barómetro de Conflictos con connotación indígena, 
denuncias ante Carabineros y Fiscalía de 2014, pp. 2. https://docs.google.com/viewerng/viewer?
url=http://www.multigremialaraucania.cl/wp-content/uploads/2016/05/barometro-de-conflictos-2014-
araucania.pdf&hl=en

3

reivindica   permanentemente-  autodenominada   como   una   organización
“antisistema”  cuya finalidad es la  “autonomía”  y la  “liberación”  del  “pueblo-
nación   Mapuche”  
en   una   conducta   que   desafía,   abiertamente,   y   es
evidentemente   contraria   a   los   principios   básicos   del   régimen   democrático   y
constitucional

9.

La CAM se autodefine como una organización y expresión “antisistema”

planteando que  “su  lucha es anti-capitalista y anti-estatal a la vez

11

 Ahora

bien   la  sola   connotación   política   e   ideológica   de   sus   planteamientos   si   fueran
realizados   de   forma   y   con   acciones   pacíficas,   se   enmarcarían   dentro   de   las
normas que rigen un Estado de Derecho democrático y, más todavía, exigirían
respeto por parte de todos. Sin embargo, la utilización en forma reiterada, confesa
y permanente de la violencia como método para alcanzar sus objetivos, que ha
afectado a cientos de víctimas, constituye sin lugar a dudas acciones contrarias a
los derechos humanos y que vulneran los principios democráticos consagrados en
la Constitución. 

10.

En   efecto,   su   propia   Comisión   Política   ha   sostenido   que,   “del   proyecto

político-estratégico de la CAM y de su expresión concreta en la lucha por territorio
y autonomía, se puede desprender que lo fundamental de la propuesta gira en
torno a tres formas-métodos de acción, que combinadamente caracterizan una
lucha de tipo antisistémica, anticolonial y revolucionaria

12

. 

11.

En primer lugar, hacen referencia “a las recuperaciones de tierra y territorio

a través de formas productivas y en contra de la propiedad privada (…)  lo que
implica la reapropiación de recursos para constituir Poder Mapuche

13

. 

12.

En segundo lugar, señalan “las acciones de autodefensa” en donde –a juicio

de la CAM-  “cobran legitimidad los enfrentamientos (…) en defensa de los
procesos de recuperación territorial productiva, para consolidar conquistas
en materia territorial y política

14

. 

11  Comisión Política de la CAM (2013): El Pensamiento emancipatorio de la Coordinadora de
Comunidades   Mapuche   en   Conflicto   (CAM),   de   17   de   junio   de   2013,   parte   I.   Disponible   en
https://www.weftun.org/ANALISIS/proyectopolitico.html

12  Comisión Política de la CAM (2013): El Pensamiento emancipatorio de la Coordinadora de
Comunidades   Mapuche   en   Conflicto   (CAM),   de   17   de   junio   de   2013,   parte   II.   Disponible   en
https://www.weftun.org/ANALISIS/proyectopolitico2.html

13 Ídem. 

14 Ídem. 

4

13.

En tercer lugar, se hace referencia a “las acciones de resistencia que en

su mayoría son acciones incendiarias que están orientadas a la destrucción
de   maquinarias,   infraestructura,   transporte   e   insumos   de   propietarios
privados   (…)   que   confrontan   directamente   contra   las   comunidades
movilizadas por derechos territoriales

15

. 

14.

En síntesis, el pensamiento de la CAM tiene una expresión innegable y

reconocidamente violenta para alcanzar sus objetivos que son contrarios a
los principios del régimen democrático constitucional

15.

Esta  expresión se  evidencia en  una serie de  comunicados públicos que

desde hace años se viene adjudicando la CAM sobre centenares de atentados en
contra de personas, como asimismo, a casas, fabricas, galpones, maquinarias,
camiones, cosechas, bosques, entre otros, afectando gravemente la paz social y
la seguridad de los habitantes de las regiones de La Araucanía, del Biobío y de
Los   Ríos,   que   son   valores   que   corresponde   cautelar   a   todos,   pero   muy
especialmente, al Ministerio del Interior y Seguridad Pública  lo cual es inaceptable
e   intolerable   en   un   Estado   Democrático   de   Derecho.   De   ahí   la   indispensable
necesidad de declarar la inconstitucionalidad de la CAM. 

16.

Son cientos los casos que se podrían señalar de atentados violentos de la

CAM, lo que en la gran mayoría de las veces son reivindicados por ellos con total
desparpajo, sin que hayan sido desmentidos. También la gran mayoría de ellos
son de público conocimiento, ya que han sido difundidos, tanto los atentados como
su   reivindicaciones,   por   los   medios   de   comunicación   y   redes   sociales.   Sólo
citaremos algunos ejemplos. El más reciente fue hace unos días, cuando un grupo
de sujetos incendió 19 camiones, 9 ramplas y un galpón,  transformándose en
uno de los actos terroristas más graves en La Araucanía
, probablemente, sólo
superado por la muerte de personas y la violencia física de que han sido objeto
chilenos y chilenas que viven en La Araucanía. Posteriormente a ese hecho, a
través de un comunicado de prensa enviado a los medios de comunicación, la
CAM

16

 se adjudicó el ataque señalando que “reivindicamos la acción de sabotaje

realizado este domingo 12 de marzo en la madrugada, en contra de la empresa
Trans-Cavalieri”. Señalaron también “que  esta acción se enmarca en el justo
proceso de lucha por el territorio (…) En este sentido se debe entender las
acciones de sabotaje y ejercicios de control territorial, como líneas en las
que   se   sustenta   nuestro   proyecto   político   estratégico   de   resistencia   y
reconstrucción nacional
”. Finalmente, el comunicado precisó que “al Estado, le
dejamos   en  claro,  que  no   creemos  en   sus   llamados  al   diálogo,   que   para
nosotros, no son más que mentiras y nuevos engaños”.
 

15 Ídem. 

16 Véase https://www.facebook.com/ngillakantun.kaazgillakan/posts/771723542983154:0

5

Al igual que el atentado terrorista recién indicado, la CAM se ha adjudicado en
innumerables ocasiones otras acciones de violencia ejecutadas en las regiones de
La Araucanía, del Biobío y en Los Ríos.

Ejemplo de aquello fue el ataque adjudicado por la CAM en la comuna de Traiguén
(camino   a   Galvarino,   en   La  Araucanía)   en   febrero   de   este   año   en   contra   del
empresario José Luis Monge, donde se incendiaron cuatro máquinas agrícolas,
además de instalaciones de oficina, un centro de control de plantas, todo avaluado
en   $600   millones,   lo   que   significó   la   perdida   de   la   fuente   laboral   de   20
trabajadores.

Otro ataque incendiario fue en la localidad de Capitán Pastene, en la comuna de
Lumaco,   donde   la  CAM   (a   través   de   la   ORT  Pehuenche   Lientur)   reivindicó   el
atentado incendiario ocurrido el 24 de enero pasado en las instalaciones utilizadas
por   los   trabajadores   de   la   Central   Hidroeléctrica  Angostura,   donde   resultaron
destruidos un camión y se roció con combustible tres maquinarias más. 

En   diciembre   de   2016   fue   llevado   a   cabo   otro   atentado   en   el   Fundo   Los
Chenques, en la comuna del Alto Bío Bío, por el Órgano de Resistencia Territorial
(ORT)   Pehuenche   Lientur,   pertenecientes   a   la   CAM,   quienes   reivindicaron   el
incendio que afectó a una vivienda y múltiples cortes de camino desde Ralco hacia
Trapa Trapa. De igual forma la ORT se atribuyó el ataque incendiario que afectó a
maquinaria de la empresa Transportes Beltrán.

En abril de 2016, la Coordinadora Arauco Malleco informó la autoría de un ataque
en la comuna de Cañete, en el Fundo Tres Sauces, donde al menos 10 sujetos
quemaron cinco maquinas pertenecientes a la empresa Besalco. En el lugar, los
autores dejaron panfletos dando a conocer los motivos del atentado, precisando
que “cualquiera de sus expresiones, sea forestal, hidroeléctrica o minera, serán
saboteadas con objeto de ser expulsadas de nuestro territorio".

En   mayo   del   mismo   año,   la   ORT-CAM   Wenteche   Matías   Catrileo   reivindicó   el
ataque en la comuna de Lautaro, donde incendiaron una casa, infraestructura y un
galpón.  Similar autoría  manifestó  la ORT–CAM  Williche  Kalfulikan,   en  junio  de
2016, en contra de un campamento de trabajadores que les servía de albergue,
ubicado en el sector Las Trancas, en la comuna de La Unión (Región de Los
Ríos).

Estos  actos  violentos,  reiterados y  permanentes  en el tiempo,  también se han
dado en años anteriores. Ejemplo de esto fue el perpetrado por los Órganos de
Resistencia Nagche de las Comunidades Mapuche de la CAM, en septiembre de
2009,   resultando   incendiados   un   inmueble   y   vehículos   de   transportes.   Similar
situación  también  se  vivió  días  después en  el  Fundo  Brasil,  en  la  comuna  de
Vilcún, donde al menos cinco sujetos fuertemente armados ingresaron al predio,
intimidaron al cuidador y luego procedieron a quemar una casa y una bodega.

6

Reiteramos   que   estos   son   unos   pocos   ejemplos   de   las   acciones   violentistas
cometidas por la CAM y como hemos señalado anteriormente reivindicados por
esta organización.

17.

Debemos   destacar   que   el   inciso   segundo   del   artículo   6°   de   la   Carta

Fundamental   señala   expresamente   que  “los   preceptos   de   esta   Constitución
obligan tanto a los titulares o integrantes de dichos órganos como a toda persona,
institución o grupo”.
  El principio de Supremacía Constitucional contenido en dicho
artículo significa que “la Constitución es la norma –superior- del sistema jurídico,
regulando   tanto   la   producción   normativa   como   las   fuentes   del   derecho”

17

.

Asimismo,   el   referido   precepto   evoca   la   idea   de   que   no   existe   nadie   que   se
encuentre   ajeno   a   la   obligatoriedad   de   la   Constitución,   ninguna  “persona,
institución   o   grupo”
.   En   ese   sentido,  “las   organizaciones   políticas   deben
atenerse también a la Constitución como norma suprema y a las leyes, tanto
en su organización interna como en su actuar en la vida pública

18

.

18.

Expresión de lo anterior, es el inciso sexto del artículo 19 N° 15 de la Carta

Fundamental,   el   que   establece   que  “son   inconstitucionales   los   partidos,
movimientos u otras formas de organización cuyos objetivos, actos o conductas
no   respeten   los   principios   básicos   del   régimen   democrático   y   constitucional,
procuren el establecimiento de un sistema totalitario,  como asimismo aquellos
que hagan uso de la violencia, la propugnen o inciten a ella como método de
acción   política”.
  
Agrega   el   señalado   inciso   que  “corresponderá   al   Tribunal
Constitucional declarar esta inconstitucionalidad”.
 En esa línea, “dicho precepto,
pasa   a   ser   una   norma   decisoria   litis   orientada   a   asegurar   que   las
organizaciones políticas se ajusten a la supremacía constitucional”
.

19

19.

Por su parte, el inciso sexto del artículo 19 N°15 de la Constitución

permite   distinguir   elementos   subjetivos,   elementos   objetivos   y   elementos
materiales del ilícito constitucional, todos los cuáles se verifican en el caso
de la CAM
. En efecto, a la luz de lo ya descrito es un hecho que la CAM es una
organización   “antisistema”   cuya   finalidad   -según   ellos-   es   la   “autonomía”   y   la
“liberación” del “pueblo-nación Mapuche”, cumpliéndose con el elemento subjetivo
del   ilícito   constitucional   que   exige   el   inciso   sexto   del   artículo   19   N°15   de   la
Constitución, esto es, “los partidos, movimientos u otras formas de organización
política”.

17  VIVANCO   MARTÍNEZ,  ANGELA:   Curso   de   Derecho   Constitucional,   Ediciones   Universidad
Católica de Chile, 1ra edición, Santiago, 2006, pp. 36.

18

 Tribunal Constitucional, sentencia 2 de junio de 2010, rol N° 567-2010, considerando quinto.

19

 Tribunal Constitucional, sentencia 2 de junio de 2010, rol N° 567-2010, considerando séptimo.

7

20.

Por otro lado, se verifica también el elemento objetivo y material del ilícito

constitucional, referido a que los  “objetivos, actos o conductas no respeten los
principios   básicos   del   régimen   democrático   y   constitucional,   procuren   el
establecimiento de un sistema totalitario, como asimismo aquellos que hagan uso
de la violencia, la propugnen o inciten a ella como método de acción política”.
 Es
claro que los objetivos de “autonomía” y “liberación” ya planteados se realizan a
través   de   tres   dimensiones   prácticas   las   que   se   traducen   en   recuperación   de
tierras, acciones de defensa y acciones de resistencia territorial, las cuáles, como
lo ha reconocido la propia CAM, implican directamente el uso de la violencia como
método de acción política”. Así el elemento objetivo y material exigido por el inciso
sexto   del   artículo   19   N°15   de   la   Carta   Fundamental   también   se   encuentra
acreditado. 

En   tal   sentido,   la   declaración   de   inconstitucionalidad   de   la   Coordinadora   de
Comunidades   Mapuche   en   Conflicto   Arauco-Malleco   es   justa,   necesaria   e
indispensable para nuestro Estado Democrático de Derecho, y en especial, para
los habitantes de las regiones de La Araucanía, del Biobío y de Los Ríos. 

21. De acuerdo a nuestra Constitución Política, la autoridad del Presidente de la
República  “se extiende a todo cuanto tiene por objeto la conservación del orden
público en el interior y la seguridad externa de la República, de acuerdo con la
Constitución y las leyes”.
  En consecuencia, velar por el respeto del Estado de
Derecho y de la Constitución constituye su principal obligación. Por su parte, el
artículo 1° de la Ley N° 20.502, que crea el Ministerio del Interior y Seguridad
Pública, dispone que este Ministerio  concentra  la decisión política en materias
relativas al orden público y la seguridad pública interior, añadiendo, en su artículo
3°, letras b) y g), que le corresponde velar por la mantención del orden público en
el territorio nacional y promover, coordinar y fomentar medidas de prevención y
control de la violencia.

Estimamos   ineludible   plantear   esta

solicitud, no obstante que la Constitución confiere acción pública en relación con el
artículo 19 N° 15°, pues  la  gravedad de los actos cometidos por la CAM que
configuran los ilícitos constitucionales allí sancionados, requiere que la ejerza el
Ministerio   del   Interior   y   Seguridad   Pública,   para   dar   cabal   cumplimiento   a   las
funciones del Gobierno y a las atribuciones de dicha Secretaría de Estado.

Es por ello que solicitamos a Usted, en

su   calidad   de   Ministro   del   Interior   y   Seguridad   Pública,   de   conformidad   en   lo
dispuesto en el artículo 19 N°15 inciso sexto de la Constitución Política, requiera la
declaración   de   inconstitucionalidad   de   la  Coordinadora   de   Comunidades
Mapuche en Conflicto Arauco Malleco (CAM),  
ante el Tribunal Constitucional,
por ser una organización cuyos objetivos, actos o conductas no respetan los
principios   básicos   del   régimen   democrático   y   constitucional,   utilizando   y
propugnando la violencia como método de acción política
, constituyendo ello
un ilícito constitucional inaceptable. 

8

Sin   otro   particular,   le   saludan

atentamente a usted.

   Alberto Espina O.

   José García R.

         Senador

        Senador

             Germán Becker A.

         René Manuel García G.

         Diputado

         Diputado

   Jorge Rathgeb Sch.

    Diego Paulsen K.

          Diputado

                   Diputado

9